jueves, 15 de noviembre de 2007

Misterios del mundo parte 8

FENÓMENOS EXTRAÑOS 8


LA VISITA A UN HUÉRFANO DE SU MADRE

Una noche del año 1879, el reverendo Charles Jupp, vigilante del Orfanato y Casa de reposo de Alberdour, Escocia, tuvo que ceder su cama a unos inesperados visitantes del orfanato que llegaron a altas horas de la noche. Por lo tanto, durmió con los niños en el dormitorio común, en un catre junto a tres niños que acababan de llegar después de la muerte de su madre.

En mitad de la noche, se vio despertado de su sueño sin una causa aparente, por lo que se puso a observar la oscurecida sala. Luego se percató de una extraña pero maravillosa visión, una nube reluciente que, en sus propias palabras, era "Tan brillante como la luna en una noche ordinaria de claro de luna", suspendida por encima del mas pequeño de los tres niños que se habían quedado recientemente huérfanos, mientras dormían.

Seguro de que no estaba soñando, el ministro percibió que vivía una aparición del otro mundo. Pero cuando intentó levantarse de la cama, una fuerza pareció impedirle hacerlo. Ni escuchó nada, pero sintió como perfectamente comprensibles las instrucciones que le daban:
-Sigue tumbado. nadie te hará el menor daño.

Calmado por aquella fuerza espectral, volvió a dormirse.

A la mañana siguiente, se levantó a la hora de costumbre y, a las seis, comenzó a vestir al niño insólitamente silencioso. Luego se quedó mirando al ministro con una expresión extraordinaria en su rostro y le dijo:
-Señor Jupp, mi madre vino anoche. ¿La vio usted?

El señor Jupp no contestó, sino que, simplemente, le sonrió y contestó al niño que debía prepararse para el desayuno.


EL MISTERIO DEL CASTILLO DE CAWDOR

Según la leyenda, el castillo escocés de Cawdor fue el escenario del asesinato del rey Duncan por parte de Macbeth, en 1040. Un relato inmortalizado por William Shakespeare. Pero el castillo resulta interesante por otra razón distinta y más insólita: en su chimenea existe una talla que representa un zorro fumando una pipa de tabaco y sosteniéndola exactamente como lo haría un fumador normal. La fecha grabada en la piedra es la de 1510. Pero el tabaco lo introdujo en Inglaterra Sir Walter Raleigh, en 1585, setenta y cinco años después de que se grabase al zorro fumador.


LA PESADILLA DE SER ENTERRADO VIVO

La noche siguiente al entierro de Max Hoffman, su madre tuvo una pesadilla, en la que veía a su hijo atrapado dentro de su oscura tumba. Con las manos unidas debajo de su mejilla izquierda, el niño de cinco años se revolvía y agitaba forcejeando por escapar de su mortal prisión.

Tras despertar de aquel horrible sueño, la madre le rogó a su marido que desenterrasen el ataúd, pero él se negó, creyendo que ella simplemente, se negaba a aceptar el hecho de que su hijo estuviese muerto. Sin embargo, a la noche siguiente, la señora Hoffman tuvo el mismo sueño. finalmente, su marido se mostró de acuerdo para apaciguar a su emocionalmente destrozada mujer.

Con la ayuda de un vecino, el señor Hoffman se dirigió al cementerio a la una de la madrugada y exhumó el cuerpo de su hijo. Yacía exactamente como la señora Hoffman había soñado, pero no mostraba señales de vida. Incluso así, se llevó el cuerpo del niño al médico que había certificado su muerte. A regañadientes, el médico trató de reanimarlo. Una hora después, quedaron conmocionados al observar que le temblaba un párpado.

Al cabo de una semana, Max se había recuperado por completo y llegó a vivir hasta casi los noventa años.


EL POLTEGEIST PERSONAL DE MATTHEW MANNING

La casa en cambridge, Inglaterra, no era ni extraña ni tétrica y no era bastante antigua para tener una historia de encantamientos. Pero en febrero de 1967, Derek Manning empezó a notar que los objetos se movían por allí de una manera misteriosa. la cosa empezó en un bock de plata para cerveza que Manning guardaba en un estante de madera. Una mañana y durante varias semanas consecutivas, el bock fue encontrado en el suelo, y los tres hijos de Manning negaron que fueran de algún modo responsables de aquello. Tras esparcir polvos de talco en el estante y sus alrededores, para tratar de pillar al culpable, Manning quedó asombrado al comprobar que, por la mañana, el polvo aparecía sin tocar, aunque el bock se encontraba como siempre en el suelo.

Finalmente, Manning llamó a la Policía que le envió a la Sociedad de investigaciones Psíquicas de Cambridge. Allí le sugirieron que tal vez un poltegeist, fuese la probable causa de que los objetos se moviesen y que la actividad se centraba en torno de los niños, en particular Matthew, de once años. Y de hecho las perturbaciones cesaron cuando se mandó a los niños, durante una temporada, a que visitasen a unos parientes. En cuanto regresaron, no obstante, también lo hizo el poltegeist, y en esta ocasión, experimentaron desplazamientos incluso los muebles más pesados. La actividad continuó hasta que Matthew se fue al internado.

El fenómeno alcanzó su ápice cuando Matthew estuvo en su casa durante las vacaciones de las Navidades en 1970. El mismo Matthew, a veces, escuchaba ruido de arañazos detrás de la pared de su dormitorio y pisadas frente a su ventana. En una noche particularmente alucinante, los arañazos parecieron provenir e la dirección del armario de su cuarto y, cuando encendió la luz se percató de que el armario se había desplazado por lo menos 20cm desde la pared y en dirección hacia él. Rápidamente apagó la luz, y casi de manera simultánea, la cama comenzó a oscilar con violencia. Demasiado aterrado para moverse, el muchacho, simplemente, aguardó lo que le pudiera suceder a continuación. Sin embargo, cuando sintió que se alzaba la parte inferior de su cama, Matthew salió corriendo de la habitación y pasó el resto de la noche en el cuarto de sus padres. Durante lo que quedaba de noche no se produjeron más incidentes, pero por la mañana la familia se encontró con la casa hecha un revoltijo.

Y por si no fuera suficiente el que los muebles estuviesen volcados, todos los adornos comenzaron a volar por allí. Llegó un momento en el que los miembros de la familia pedían que algo se moviese y el poltergeist efectuaba la tarea solicitada. También había charcos por el suelo de toda la casa y por las paredes aparecieron fantasmales mensajes garrapateados con una escritura infantil. Una de las inscripciones decía: "Ten cuidado, Matthew." Tras esto Matthew regresó enseguida al internado, pero evidentemente, el poltegeist le siguió, sembrando la misma clase de estragos que en el hogar de los Manning.

Por último, Matthew intentó encauzar las energías del espíritu hacia la escritura y los dibujos espontáneos, juzgando que tal vez el cinco por ciento de os resultados procedían en realidad de algunas entidades y no de su propia mente. En cualquier caso, las perturbaciones acabaron por cesar, y Matthew siguió con sus experimentos paranormales y desarrolló por sí mismo unos considerables talentos psíquicos.


EL HOMBRE-BESTIA DEL ESTADO DE WASHINGTON

El ayudante del sheriff del Condado de Grays Harbor, Washington, Verlin Herrington volvía en coche a casa una noche cuando se encontró lo que, al principio, creyó que se trataba de un oso. Mientras seguía por la Deekay Road, aproximadamente a las 2.35 de la madrugada del día 26 de julio de 1969, pisó a fondo el freno y paró el coche. Apuntando con los focos a la bestia, se percató entonces de que no se trataba de un oso. Y aunque andaba erguido, tampoco era un ser humano. Estaba cubierto por un pelo grueso de un color negro-marrón, excepto en su rostro humaniforme, que tenía un aspecto de cuero oscuro. En lugar de garras, tenía pies con unos dedos, al igual que los de las manos, bien distintos. y parecía tener una talla de unos 2,20 m y debía de pesar por lo menos 160 kg.

Presa del miedo, Herrington sacó su pistola pero, antes de que pudiese disparar, la criatura se adentró con rapidez en los bosques y desapareció de la vista. Al día siguiente, el ayudante del sheriff regresó al lugar, donde encontró y fotografió una pisada que medía 20 cm de longitud.


EL HOMBRE "BARDIN BOOGER"

En lo más profundo de los pinares de Bardin en Florida, una enorme bestia peluda, humaniforme, con una chata nariz, permanecía oculta, aguardando a saltar y golpear los coches que pasaban. Los residentes de la zona le pusieron el nombre de "Bardin Booger", y se convirtió en cierto modo en una celebridad de la región. Bud Key, propietario de la "Bud´s Grocery", en el corazón de Bardin, vendía camisetas estampadas con imágenes del monstruo. Y un intérprete local de música country incluso compuso una canción que hablaba del "Booger Man".

Se encontraron enormes huellas de pisadas en la zona donde "Booger" había sido localizado. Entre los testigos presenciales se encontraba Doug Crew, un residente desde hacía mucho tiempo en Bardin, que se encontraba sentado en su camioneta una noche con dos mujeres jóvenes, cuando el vehículo comenzó a vibrar con violencia.

-La mejor forma que tengo de describirlo - explicó más tarde Crew- es que se parecía a cuando un perro se sacude el agua del lomo.

Aunque el fenómeno indujo a algunos bromistas a falsificar las huellas de las pisadas de "Booger" y a instalar sistemas sonoros en sus vehículos para producir ruidos extraños, cierto número de personas alegan haber visto a "Booger".
Como dice Kay:
-Por lo que a mí respecta, aún sigue por ahí...


RESCATE EXTRACORPÓREO

Tras permanecer en el mar durante semanas, un buque británico que había zarpado de Liverpool, en Inglaterra, alcanzaba a través de las heladas aguas del Atlántico Norte, en dirección a Nueva Escocia, en 1828, cuando el piloto, Robet Bruce encontró a un desconocido en el camarote del capitán. El hombre, del que Bruce sabía que no era miembro de la tripulación, estaba escribiendo en la pizarra. Sospechando que el que emborronaba aquello era un polizón, Bruce se apresuró a ir en busca del capitán. cuando los dos hombres regresaron al camarote, el desconocido ya no se encontraba allí, pero había dejado un mensaje en la pizarra que decía: "Timón al noroeste."

Tras llamar a todo el mundo a cubierta, el capitán ordenó que cada cual escribiese el mensaje, pero ninguna caligrafía concordaba con la del desconocido. Pese a todo, el capitán creyó que sería aconsejable seguir la misteriosa sugerencia y mandó que se alterase el rumbo del navío.

No mucho después de que el capitán hubiera ordenado poner el timón al noroeste, el vigía del barco divisó otra nave, que al parecer se había empotrado en los hielos del frígido Atlántico Norte. cuando todos sus pasajeros fueron llevados a bordo del buque británico, Bruce localizó a un hombre que se parecía al que garrapateara en la pizarra del camarote del capitán. Se comprobó su caligrafía y, con bastante seguridad, se avenía con la de la pizarra.

Según el pasajero del buque atrapado entre los hielos, se quedó dormido poco después de que el navío quedara preso en los hielos. Al despertar, tuvo la segura impresión de que serían rescatados. Evidentemente, aquel hombre había tenido una experiencia extracorporal, proyectándose en el barco británico para entregar la llamada de SOS.


EL LAGO DESAPARECIDO

Un pequeño lago ha anidado en las Dolomitas italianas durante centenares de años. Sin embargo, en julio de 1980, aquel calmado y pacífico cuerpo de agua se desvaneció en el aire poco denso, sin dejar atrás mas que barro y unos cuantos peces. En un momento dado, la gente había estado pescando y bañándose en el lago. Y al momento siguiente, una gran espiral de agua se alzó en el centro del lago y continuó elevándose hasta que el lago hubo desaparecido por completo. los ingenieros hidráulicos y los geólogos no han sido capaces de explicar este fenómeno.


UN SUEÑO DE ASESINATO

El 3 de mayo de 1812, el aristócrata británico John Williams soñó que se encontraba en el guardarropía de la Casa de los comunes, el Parlamento británico, cuando observó que un hombre con un abrigo verde, enloquecido, disparaba y mataba a otro hombre. Al solicitar la identificación del hombre asesinado, se le dijo que se trataba del primer ministro, Spencer Perceval. Tras despertar, el conmocionado Williams contó el sueño a su mujer y luego se volvió a quedar dormido. La pesadilla se presentó dos veces más antes del amanecer, despertándolo en cada ocasión.

Al no ser un político destacado, Williams se preguntó cual sería el significado del sueño persistente e incluso debatió la posibilidad de avisar al primer ministro. Pero estaba muy lejos de saber que Perceval había soñado con algo parecido. En este sueño recurrente, según contó el primer ministro a su familia por la mañana, andaba por el vestíbulo de la Casa de los Comunes cuando se le aproximó un lunático que llevaba un abrigo verde con brillantes botones de latón. El hombre apuntó y disparó con una pistola. luego, según contó Perceval, todo se volvía negro.

Aunque su familia intentó convencerle de que se quedase en casa, Perceval llegó al Parlamento y, al entrar en el vestíbulo, le disparó un loco que llevaba un gabán verde con botones de latón.


VENGANZA DESDE MÁS ALLÁ DE LA TUMBA

En 1618, en el Condado de Durham, Inglaterra, un molinero llamado Jason Graeme fue visitado, no una sola vez, sino tres, por una fantasma deseosa de venganza. La aparición, que le dijo a Graeme que su nombre era Anne Walker, tenía un aspecto horrible. Cubierta de sangre, presentaba cinco heridas abiertas en la cabeza. Había sido embarazada y luego asesinada, explicó, por Mark Sharp, contratado por un pariente. La fantasma deseaba que Graeme acudiese a las autoridades y les contase los hechos.

Negándose a creer que Anne fuese algo más que una perturbadora ficción de su imaginación, Graeme no llevó a cabo la petición. Y Anne Walker se le apareció dos veces más para rogar su caso ante el molinero, que al final acudió ante el magistrado local y le contó la ubicación donde Sharp había enterrado a la víctima asesinada. Cuando se buscó en el pozo, se encontró un cadáver que presentaba las heridas descritas por Graeme. Como resultado de este macabro descubrimiento. el pariente y Mark Sharp fueron arrestados, juzgados y ahorcados. Anne Walker había cumplido su venganza.


FANTASMAS AMISTOSOS

Según Carol Mitchell, de la Universidad Estatal de Colorado, la mayoría de los fantasmas actuales son más amistosos que los de otras épocas. En una investigación sobre 400 personas que se habían topado con fantasmas, Mitchell halló que las entidades de otros mundos se habían vuelto menos extravagantes y salvajes y más prosaicas. Los sujetos de la investigación describían a los fantasmas como luces azules o blancas, bolas de fuego, o vagas figuras humanas, que se aparecían brevemente en una variedad de lugares, incluyendo coches, casas y patios traseros, pero sobre todo en los dormitorios. Hablaban con los miembros de la familia, daban consejos e incluso pedían que vigilasen a los niños. los resultados de la investigación refutan la idea de que los encuentros con fantasmas hayan disminuido en los últimos años.

.

No hay comentarios: